RBS-70 en la Infantería de Marina:

Luego de la Guerra de Malvinas la Infantería de Marina vió la necesidad de reemplazar a sus misiles antiaéreos (SAMs). En esos momentos contaban con el misil Tigercat, versión terrestre de los SeaCats que operaron en el Crucero ARA Gral. Belgrano (C-4) hasta su pérdida en combate.

También se contaban con unos pocos ejemplares del SA-7 Strela pero ellos resultaban insuficientes para las necesidades de los infantes

RBS-70. Click para Ampliar
Foto: J. Núñez Padín
Así, con el consecuente embargo producido tras el conflicto la Argentina no tenía acceso a sus mercados tradicionales. Sin embargo, la firma sueca Bofors ofrecía un excelente producto: el RBS-70. De la propaganda de la Bofors podemos decir que dicho misil tiene unos 7000m de alcance, y es capaz de derribar a esa distancia a un helicóptero en estacionario detrás de las copas de los árboles.

Otro punto a su favor es que posee una nada despreciable capacidad de combatir vehículos acorazados de combate a modo de autodefensa. Esto es crucial para la Infantería de Marina por su carácter expedicionario, dado que generalmente la posibilidad de poseer fuerzas acorazadas propias es dejada de lado en pos de la movilidad. Estos misiles se encuentran plenamente operativos en el Batallón de Artillería Antiaérea de la Infantería de Marina (BIAA).RBS-70 sobre un Dodge V9532. Click para Ampliar
Foto: J. Núñez Padín

Santiago L. Aversa

Monografias/Books by Jorge Nuñez Padin

(C) 2000 www.FuerzasNavales.com