INFORME ESPECIAL.

16 SEP. INTERVENCIONES ARGENTINAS: una perspectiva histórica.

Estimados lectores,
Frente a los debates sobre una posible intervención argentina en respuesta a los infaustos actos del 11 SEP 2001, creemos meritorio reproducir una nota de nuestro Editor en Jefe, Ing. Jorge Núñez Padín, que fue escrita con motivo de la Intervención Argentina en Desert Shield y Desert Storm. Este artículo fue publicado en la edición del 31 de Octubre de 1990 del diario “La Nueva Provincia”(Bahia Blanca).

“La postura no intervencionista argentina”

por Jorge Nuñez Padin

La controvertida decisión del Presidente Menem de enviar un contingente de fuerzas militares a la zona del Golfo Pérsico ha sido y es criticada por sectores del panorama político nacional. Entre los fundamentos sostenidos en contra de la decisión presidencial se menciona el hecho que con ello se ha roto la tradicional postura no intervensionista argenti- na ante conflictos militares internacionales. Sin embargo,nuestra poco conocida historia nos revela sorprendentemente, la existencia de un precedente prácticamente ignorado y que tuvo por protagonista a personal de la Armada Argentina durante el transcurso de la Primera Guerra Mundial.

En respuesta a una invitación formulada por el Departamento de Marina de los Estados Unidos fue enviado, a principios de 1917, un pequeño conteingente de 10 jovenes oficiales con el propósito de realizar cursos de especialización y perfeccionamiento en diversas disciplinas, como eran artillería e hidrografía. Tres de esos oficiales,el entonces Teniente de Fragata Fitzsimmons y los Alfereces de Navio Ceferino Pouchan y Marcos Zar fueron destinados a realizar un curso de aviación en la Estación Aeronaval de Pensacola(Florida),en donde se presentaron oficialmente con fecha 30 de Marzo de 1917. Allí tomaron clases teóricas y prácticas,recibiendo sus respectivos brevet,que los acreditaba como aviadores navales, tras cumplir 40 horas de vuelo,el 19 de Septiembre de 1917.

El desempeño de los oficiales argentinos fue inmejorable,ya que obtuvieron los tres primeros puestos en orden de mérito de su promoción de 1200 alumnos. Por ese entonces, los Estados Unidos tomaba parte activa en las acciones de guerra,tras la declaración de hostilidades del 6 de Abril. Luego de intentar la adscripción de los pilotos argentinos como instructores de vuelo,la dirección de la Escuela Aeronaval de Pensacola informó que resultaba ociosa la permanencia de este personal debido a su nivel de entrenamiento. Por ello, el Ministerio de Marina del entonces gobierno radical del Dr. Irigoyen solicitó autori- zación para destacarlos a una escuela de entrenamiento avanzado en el continente europeo, con el objeto de incrementar su experiencia de vuelo.


Aeródromo de campaña de la US Navy en Francia, con personal de la Armada Argentina en operaciones.(Colección Jorge Nuñez Padin)

La incorporación

Una vez completadas las formalidades diplomáticas, el Teniente Fitzsimmons y los Alfere- ces Pouchan y Zar se incorporaron al contingente de las US Expeditionary Forces,tras su presentación ante el cuartel general de las mismas en la ciudad de Paris ,en Abril de 1918.

Inmediatamente fueron asignados a una escuela de tiro y bombardeo del Cuerpo Aeronaval Norteamericano,localizado en la base aeronaval de Moutich-Lacabau, sede del VII Grupo de Bombardeo. En hidroaviones tipo Tellier y Donet-Denhaut se completó un curso de bombardeo aeronaval de dos meses de extensión. Al término del mismo se ordenó al Teniente Fitzsimmons el traslado hacia la estación radiotelegráfica de Killingholme(Ingla- terra) de la Marina de los Estados Unidos, en tanto que los Alféreces Pouchan y Zar fueron asignados a un escuadrón de bombarderos americanos ubicado en la Estación Aeronaval Le Croisic(en la zona del Loire inferior) a partir de Julio de 1918. Si bien el propósito inicial fue incrementar la experiencia del personal naval,desde Le Croisic los dos oficiales argenti- nos tomaron parte en acciones de guerra, integrando fuerzas de una nación beligerante. Pouchan y Zar realizaron alrededor de medio centenar de salidas operativas sobre el Canal de la Mancha, comandando hidroaviones Tellier y Levy-Leppen HB-2 artillados con ametralladoras Lewis y cargas de profundidad, en misiones de escolta de convoyes aliados y de patrullaje antisubmarino. A partir de Septiembre de 1918,el Alférez Zar pasó a volar en la Escuela de Caza de la Marina de EE.UU. estacionada en el Lago Bolzena(Italia) tripulando aviones Macchi-Löhner y Schreck FBA. Los oficiales argentinos fueron desmovilizados con fecha 18 de Enero de 1919 cuando comenzó el retorno del contingente militar norteamericano.

Breve participación.

Si bien la participación del pequeño grupo argentino fue breve e incluso no tomó parte en acciones aéreas de primera línea, llevó a cabo un buen número de misiones de guerra bajo las ordenes de la entonces US Naval Aviation en Europa. Puede agregarse que varios ciudadanos argentinos, tomaron parte y perdieron la vida en acciones de la Primera Guerra Mundial, pero lo hicieron en forma voluntaria y adoptando la nacionalidad de alguna de las naciones beligerantes. El hecho significativo de la participación de los oficiales Fitzsimmons,Pouchan y Zar lo constituyó el hecho de que representaban oficialmente a la Nación Argentina, en su condición de personal en servício activo de la Armada Argentina y de la cual lucieron en todo momento el uniforme reglamentario nacional.

El beneficio de esta participación se limitó a la experiencia reunida por el personal, que resultó de inapreciable valor tras la creación del Servício Aeronáutico Naval y en la adquisicion de buen número de hidroaviones a la marina americana en condiciones sumamente ventajosas.

(C) 2001 www.FuerzasNavales.com